jueves, 22 de marzo de 2012

La Sala de Control

La sala de control de un estudio de grabación obedece a dos propósitos: está mejorada acústicamente para actuar como entorno de adición crítico, que usa altavoces monitores cuidadosamente situados y aloja la mayoría del equipo del estudio. En el núcleo de la sala de control está la mesa de grabación (consola).



La mesa de grabación es la paleta de artista del ingeniero de grabación. Permite al ingeniero mezclar y controlar básicamente todos los aparatos que se encuentran en el estudio. La función básica de la consola es la gran misión de permitir que se haga cualquier combinación de entradas, salidas y efectos lo que permite que todos los procesos de la grabación se logren rápida y flexiblemente.



En los grandes estudios, las grabadoras se colocan generalmente detrás en la sala de control, a menudo con controles remotos situados cerca del ingeniero para facilidad de las operaciones. Una típica sala de control  se compone de un grabador multipistas (a disco duro, magnetófono, etc.) y una o dos maquinas estéreas para mezclar. Los aparatos de “efectos”, procesadores de señal y amplificadores estarán a menudo cerca para mejor accesibilidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario