sábado, 7 de abril de 2012

El Micrófono (transductores)


Transductor es aquel elemento que tiene la capacidad de convertir la energía acústica en energía eléctrica o viceversa. En el primer caso se llamaran micrófonos y en el segundo altavoces.

Un micrófono es muy a menudo el primer eslabón en la cadena de grabación. El micrófono (micro o mike) es un transductor porque transforma una forma de energía (ondas sonoras) en otra forma de energía correspondiente (impulsos eléctricos). La calidad de la recepción del micrófono depende de muchas variables externas, tales como la localización y el entorno acústico, y variables internas, tales como el diseño del micrófono mismo. Estos elementos interrelacionados trabajan juntos para hacer efectiva la calidad del sonido global del micro. Con el fin de satisfacer los requerimientos de una amplia gama de aplicaciones y gustos personales, una gama igualmente amplia de micrófonos está disponible para el usuario profesional. Puesto que las características del sonido de cada cápsula receptora en particular se ajusta mejor a una gama específica de aplicaciones, un usuario puede obtener el mejor sonido posible de una fuente acústica combinando cuidadosamente la elección del micro con su aplicación.


En la elección del mejor micrófono y/o la localización de la cápsula receptora, tenga en cuenta dos reglas:


1- No hay reglas, solo orientaciones.

Aunque las orientaciones puedan ayudarte a conseguir una buena recepción, no dudes en experimentar para conseguir un sonido que se ajuste mejor a su propio gusto por la aplicación a mano.


2- La calidad global de una señal no es mejor que la calidad de los componentes que contribuyen a hacer esa señal.

O sea, el sonido global de una señal de audio no es mejor que su eslabón más débil.



Los micrófonos podemos clasificarlos:

a) Por su diseño o construcción.
b) Por su uso o diagrama polar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario