sábado, 14 de julio de 2012

Grabación Guitarra Eléctrica

El neófito puede incluso haber experimentado con amplificadores de guitarra en diferentes recintos, utilizando micrófonos para capturar el sonido ambiente, cajas de inyección, efectos, pastillas en estéreo, micrófonos sobre las cuerdas de ña guitarra eléctrica y otras técnicas. Claro está, una vez pasado por todas estas opciones, se graduaba de novato y se convertía en veterano.

Grez Calbi, un conocido ingeniero de Masterización, comentaba recientemente que “las cosas no suenan tan bien como lo hacían antes”, refiriéndose a la calidad inferior en el sonido de las grabaciones contemporáneas. Ingenieros, tomen nota; En cualquier grabación que valga la pena realizar es importante tomarse algún tiempo para experimentar. La guitarra eléctrica no es la excepción, el buen sonido no es un asunto trivial.

Considere las variables que determinan el sonido de una guitarra, tal como el carácter del recinto, la selección de micrófonos, las opciones en el paso de señal, la selección de parámetros en el amplificador y en la guitarra, fuetes de ruido y otros. Considere también el estilo del guitarrista o el equipo que se use en una grabación. El capturar armónicos “sucios”, un movimiento excesivo del cuerpo, interferencias en los armónicos o el ruido de los trastes pueden afectar la calidad del sonido. Es posible que sea necesario trabajar con el músico en mejorar la técnica o el sonido. La habilidad técnica y la diplomacia pueden ser igualmente importantes cuando se va a grabar. El ingeniero también debe conocer la física del color del sonido de la guitarra eléctrica.

Primero, recordar que cualquier modo con un nodo en el lugar donde se toca la cuerda será omitido de la serie armónica. Por ejemplo, el tocar exactamente en la mitad de una cuerda de guitarra eléctrica producirá una fundamental robusta además de armónicos impares, mientras que los armónicos pares 2, 4, 6…, que tienen un nodo en la mitad de la cuerda, estarán ausentes. El sonido resultante es un poco apagado y poco interesante.

La misma regla puede aplicarse a las pastillas de la guitarra eléctrica. Cualquier modo que tenga u nodo en el polo de la pastilla, estará ausente en el sonido amplificado aún cuando esté presente en la vibración de la cuerda. Por ello, una pastilla colocada cerca al puente responde a muchos modos y produce un sonido brillante mientras que una pastilla colocada cerca al brazo favorece a los modos en las frecuencias bajas y produce un sonido más lleno.

Con esto en mente, se ve claramente porqué el tocar cerca al puente hace que la fundamental y los primeros modos sean débiles. El sonido resultante tiene un ataque más penetrante. En ocasiones, la manera “viva” de tocar de un músico no es ideal para una grabación. El saber cuando y cómo realizar cambios en el sonido puede mejorar dramáticamente una grabación. (Las viejas guitarras Armstrong permitían a los guitarristas mover la pastilla y colocarla donde se quisiera obteniendo así un mayor número de posibilidades en el sonido en cuanto a los armónicos se refiere. Es muy raro que en la actualidad los fabricantes no construyan guitarras con pastillas móviles).

Dejando la física a un lado, las técnicas para obtener una excelente grabación de una guitarra eléctrica no son complejas. La clave está en tomarse el tiempo para experimentar con un puñado de métodos comunes y algunos poco comunes para lograr el sonido deseado.

Los micrófonos no son varitas mágicas. El usar una excelente técnica de microfonía con un mal sonido de una guitarra y amplificador sólo sirve para grabar de la mejor manera posible un mal sonido. Muchos ingenieros/músicos seducidos por la metodología de la microfonía (selección de micros, posicionamiento, etapas de potencia, procesamiento y ecualización) olvidan analizar la fuente del sonido. Ni los mejores avances en la tecnología mejoran jamás un mal sonido producido por la fuente.

Sin embargo, si nos vemos acorralados por una anomalía en el sonido, existen algunas soluciones. Unas cuerdas sin vida, al igual que una dinámica desigual, pueden ser mejoradas a través de un compresor durante la grabación. Sencillamente, un compresor eleva el nivel de las señales débiles para obtener un sonido más suave. Cuando realices esta operación, juega con los parámetros de tu compresor para obtener un sonido lleno y compacto. También será necesario ajustar la ecualización en la consola para compensar el aumento en los bajos. (El nivel relativo en los bajos generalmente aumenta cuando una señal es comprimida). No hace daño añadir algo de chispa aumentando un poco los medios. Solo cuidar de no aumentar el “hiss” al hacerlo.

Adicionalmente, el añadir un amplificador al sonido fuente puede tornarse en una pesadilla. Si el “hiss” y el “hum” son un problema mayor, tratar de grabarlo a través de una compuerta (gate). Las puertas de ruido han salvado más pistas “sucias” de las que podemos imaginar. Tener cuidado al escoger el punto de operación (Threshold) para que no corte el sonido de la guitarra en las secciones donde el nivel es bajo. Si el problema del “hiss” es un problema mayúsculo, además de la puerta de ruido podemos utilizar un sistema de reducción de ruido.


Posicionamiento

Muchos hablan del posicionamiento de micrófonos como si fuera el Santo Grial de la grabación. Están en lo cierto. El proceso relativamente simple de colocar un micrófono donde “escuchemos” el mejor sonido posible es lo que separa a un buen ingeniero de los demás.

Un buen posicionamiento de micrófonos requiere un excelente oído. El truco es convertirse en el micrófono utilizando nuestros oídos para oír lo que el micrófono está escuchando. Entre más se acerque al sonido que usted quiere a través de posicionamiento, menos tendremos que procesar y ecualizar la señal. El resultado es una señal más limpia con el mayor impacto posible.

Un solo micrófono dinámico colocado directamente hacia el cono del amplificador es la posición clásica de grabación para el rock y el blues.


Prácticamente toda la historia del rock y blues está escrita entre un Shure SM57 y un amplificador Marshall o Fender. Esta posición ofrece una representación adecuada del sonido de la guitarra y el amplificador porque la cercanía del micrófono al amplificador elimina el sonido ambiente del recinto.


El resurgimiento del funk a mediados de los ochenta popularizó un interesante cambio en la técnica de microfonía. El colocar el micrófono fuera del eje acentúa un poco los brillos de una guitarra y se obtiene un sonido bien definido y agresivo.


Los micrófonos condensadores trabajan mejor en aplicaciones fuera del eje porque intensifican ese timbre metálico.

Desde luego, algunos ingenieros llevan las cosas a extremos. Yo he estado en sesiones donde el ingeniero ha colocado micrófonos en lo dos conos del amplificador, al frente y atrás, micrófonos ambiente en estereo colocados también al frente y atrás del amplificador, y micrófonos en estereo montados en el techo. La colocación clásica en un recinto es mucho más simple y cumple con el mismo propósito de mezclar el sonido ambiente con el sonido directo proveniente del instrumento.


Alternativas

Los días de los amplificadores de guitarra en la grabación están contados. Los simuladores y emuladores así como los preamplificadotes de rack (tanto hardware como software) están enviando a nuestros viejos Marshalls y Fenders por el mismo camino de la máquina de escribir. Por suerte o por desgracia puedo ver el día en el que viejos guitarristas y melancólicos rescatadores del pasado anden arrastrando pesados amplificadores.

Las guitarras eléctricas son ruidosas por naturaleza, y si su estudio casero es un piso o apartamento, un amplificador se convierte en el ticket de expulsión. Un buen simulador hace posible grabar sonidos a alto nivel de manera directa: sin micrófonos, sin zonas de presión de 120dB, permitiendo monitorear a niveles normales (o a través de auriculares) sin que representen problemas con los vecinos. Adicionalmente, el tiempo que se tarda en colocar el micrófono y encontrar un buen sonido se reduce drásticamente ya que estas unidades están diseñadas para conectar y tocar. Para ser justos, la mayoría de estas unidades por lo menos sugieren un sonido profesional. Los tonos claros producidos por los amplificadores son compactos y sonidos distorsionados poseen la fuerza requerida. De todas formas, si planea grabar guitarras para un proyecto importante, escuche con detenimiento y oído critico antes de plasmarlos en la grabación.

Michael Molenda y John LaGrou

8 comentarios:

  1. Excelente artículo: corto pero sustancioso. Es una gran ayuda encontrar este tipo de blogs en que se nos son bien explicadas las cosas a los novatos en el mundo de la grabación y producción. Felicidades por el trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por leerme... he intentado aplicar la teoria con la experiencia!!!
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  3. MUY BUENO. LA VERDAD QUE ESO DEL MIC CONDENSAOR A 45 NO LO TENIA. MUY LINDO POST. SALUDSO

    ResponderEliminar
  4. en cuanto debe estar el volumen en el amplificador, gracias

    ResponderEliminar
  5. El volumen del amplificador no debe estar ni muy alto ni muy bajo. Un volumen que el amplificador pueda trabajar cómodamente.

    ResponderEliminar
  6. Vicente, en la sala donde tengo mi equipo existe un problema. Enchufo mi ampli, sin nada conectado y aun así genera ruido. Sabes si existe alguna técnica para poder eliminar ese ruido molesto? Me imagino que es el circuito eléctrico. Desde ya, gracias por tu respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Omar!!! Como bien dices seguramente el problema parte de la instalación del circuito electrico. De todas formas verifica el cableado electrico de tu ampli (que tenga la toma de tierra en condiciones, así como el enchufe que utilizas). Aparte intenta que los cables de audio y los de electricidad no se toquen, no solo los del ampli, todos los que intervengan en tu sala!!!!
      Espero que te sirva algo mi respuesta!!!!
      Saludos

      Eliminar