jueves, 20 de septiembre de 2012

Eco


Los 50 milisegundos son un punto clave en nuestra forma de percibir los sonidos, ya que conforman el umbral del Tiempo de Integración del oído humano. Esto quiere decir que cuando dos sonidos similares suceden simultáneamente o con una distancia menor de 50 milisegundos, el cerebro integra ambos sonidos e interpreta que hay una única fuente, mientras que si la distancia temporal es mayor, el oído interpreta dos sonidos independientes.

Es por ello que el efecto logrado con tiempos de delay superiores a los 50 milisegundos se denomina eco, ya que con estos retardos se aprecian claramente una o más repeticiones del sonido original.

También se le denomina tempo delay porque muchas veces el tiempo del retardo se calcula para generar las repeticiones en función del tempo del tema, y crear así ecos en negras, corcheas, semicorcheas con puntillo, etc.

La mayor parte de los procesadores actuales permiten sincronizar el delay con el tempo del tema y seleccionar la figura que deseamos (corcheas, semicorcheas, negras...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario