miércoles, 23 de julio de 2014

Diseñando un Estudio de Grabación (1ª Parte)

Todas las estaciones de Radio y Televisión, normalmente cuentan con uno o más estudios de grabación, ya sea para música, voz, noticias o anuncios. En algunas ocasiones se trata de recintos de propósito especial, pero es más común encontrarlos de propósito general, y en ocasiones, incluyen área de audiencia para difusión de espectáculos en vivo. Ello requiere de una gran variedad de ambientes acústicos, con la finalidad de preservar la calidad de los sonidos ahí producidos, durante la grabación o la transmisión. Conocer los fundamentos del diseño de estudios, permite al ingeniero de radiodifusión, diseñar el estudio, dirigir al equipo de construcción, o solicitar al especialista en acústica lo que realmente desea obtener, ya sea en un estudio nuevo o uno reacondicionado. El presente artículo se desarrolló tomando esto en consideración. Empieza con una breve descripción de las características del sonido, antes de detallar los aspectos de diseño del estudio, del cuarto de control y del sistema de monitoreo. La descripción del equipo electrónico de grabación, procesamiento de audio y mezcla, quedan fuera del objetivo de este artículo.



Características del Sonido:

El sonido tiene tres características fundamentales, Amplitud, Frecuencia y Timbre. La amplitud fluctúa entre 0 y 120 db Nivel de Presión Sonora (NPS) y el oído la percibe como Sonoridad, por debajo de 0 db, el sonido es inaudible, por encima de los 120 db, puede dañar el oído inmediatamente. Frecuencia es la rapidez de repetición de los cambios de amplitud de la onda sonora. El oído percibe frecuencias de 20 Hz a 20 Khz., como Tonos de graves a agudos, pero con una respuesta de frecuencia no plana. El oído es más sensible a sonidos de 2 Khz. a 5 Khz. Timbre es la característica del sonido que permite al oído humano distinguir  sonidos originados por diferentes fuentes, por ejemplo un 'LA' de una guitarra o un piano, y está formado por el contenido armónico del sonido. Se pueden distinguir claramente cientos de instrumentos musicales y voces debido a su timbre.


El sonido se subdivide en tres ramas importantes, Voz, Música y Ruido. La voz es para comunicación a través de combinaciones de vocales y consonantes que transportan un significado específico. La voz tiene un rango dinámico de 30 a 40 db y un rango de frecuencia de 100 Hz a 8 Khz. La música transmite sentimientos y emociones a través de combinaciones dinámicas de sonidos y silencios, compuestos fundamentalmente de tonos discretos comprendidos entre unos 30 Hz a más de 20 Khz., para incluir fundamentales y armónicas. El rango dinámico depende del tipo de música y puede variar entre unos 70 db y 100 db. El ruido tiene muchas definiciones, pero para los propósitos de este artículo, será considerado como un sonido no deseado que puede interferir con la señal grabada, en este caso, el ruido no tiene significado y puede abarcar todo el rango audible.


Diseño del Estudio:

El punto de partida en el diseño de un estudio es una buena definición del propósito del mismo: ya sea para voz o música; para uno o varios locutores; para un pequeño grupo instrumental o para grandes grupos; con o sin audiencia;  presupuesto; etc. Todo ello marcará algunas restricciones en el tamaño y las características acústicas básicas, por ejemplo, el tamaño óptimo de un estudio se afecta por la aplicación del mismo, junto con los requisitos acústicos que hay que cumplir para esa aplicación específica.


Hay dos problemas que se tienen que resolver adecuadamente para obtener un buen estudio de grabación: a) Evitar que ruidos extraños del exterior entren en el estudio, a través de un elevado y poco común aislamiento de ruido y vibraciones.
b) Establecer un ambiente acústico adecuado en el interior, incluyendo un tiempo óptimo de reverberación en una amplia gama de frecuencias, difusión sonora adecuada y ausencia de resonancias notables en el cuarto, o sea, una distribución tan uniforme como sea posible de los modos de resonancia del cuarto.


La razón para el alto grado de aislamiento de ruido y vibraciones extrañas es que el sonido en el interior del recinto será captado con micrófonos, dispositivos altamente sensitivos que no pueden discriminar entre voz, música o ruido; el mundo activo de nuestros días es muy ruidoso, y resulta impráctico detener la grabación cada vez que ocurre un ruido alto e inesperado, provocado por tráfico, la comunidad o por las personas y/o servicios involucrados en la propia estación radiodifusora; ruidos extraños que normalmente no se detectan durante la audición directa de una conversación o música, pueden resultar demasiados obvios y muy molestos una vez que dichos sonidos son captados por un micrófono, y después reproducidos, a causa de que un micrófono se comporta como un solo oído (o sea audición monoaural), evitando que el cerebro separe y use los sonidos de la manera que normalmente lo hace a través de la audición biaural.

Continua en; Diseñando un Estudio de Grabación (2ª Parte)

No hay comentarios:

Publicar un comentario