sábado, 14 de febrero de 2015

Reflexiones

Los efectos de las reflexiones son virtualmente idénticos a los de la interacción entre cajas acústicas. La causa de las sumas y cancelaciones en las cajas acústicas, es la misma que en las reflexiones. Una superficie reflejante puede ser visualizada como una caja acústica fantasma (con otro punto de origen) que añade energía en el área de cobertura. Al igual que en el caso de la interacción entre cajas acústicas, la energía reflejada puede ser útil. Se aplican las mismas reglas. Si el desajuste de tiempo y nivel de la energía reflejada es muy bajo tendremos acoplamiento. Esto le resulta lógico a cualquier persona que ha colocado "subwoofers" en el suelo, o en una esquina. En este caso la energía reflejada duplica o cuadruplica la eficiencia del altavoz. En todo caso no es aconsejable colocar los difusores de trompeta de frecuencias altas junto al suelo, debido a que el desajuste de tiempo es muy alto, y en lugar de producir acoplamiento, se producen cancelaciones.

El coeficiente de absorción de una superficie es un factor determinante en el nivel del sonido reflejado y su correspondiente perturbación. El angulo entre la caja acústica, la pared y el individuo que escucha tendrá mucho efecto en la intensidad, el nivel de perturbación y el tamaño del área afectada. Esto, en efecto, determina la ecualizabilidad relativa, debida básicamente a la atenuación axial del altavoz. Entre más cerca del eje del altavoz se encuentre la superficie reflejante, el nivel de perturbación aumenta.

La figura 1 muestra las diferencias entre los diferentes tipos de reflexiones en términos de desajuste de nivel y de tiempo. Se muestran cinco diferentes tipos de reflexiones con sus correspondientes tendencias.



Los mapas de las siguientes paginas muestran los efectos de 4 diferentes tipos de reflexiones de paredes: indirectas, en paralelo, al frente y esquinas. Te proporcionan guías generales para comprender los efectos de las superficies reflejantes, sin proporcionar criterios de diseño específicos para ciertas habitaciones. La caja acústica del ejemplo tiene un patrón de cobertura de 80 grados (en los puntos de -6 dB) y fué medida a una distancia de 25.5 mts (75 milisegundos) con incrementos angulares de 10 grados. Aunque la caja acústica se muestra con vista aérea (eje horizontal), la información también es aplicable al eje vertical. Por cuestiones de simplificación, se considerará que el coeficiente de absorción en todas las frecuencias es 0 (cero). Aunque esto no es posible en teoría, parece ocurrir de manera regular en las salas de concierto en donde se realizan espectáculos. Naturalmente, cualquier instalación será beneficiada con el uso de materiales absorbentes. En todo caso los planteamientos presentados muestran el peor de los casos.

Si se tiene una comprensión clara de la interacción entre cajas acústicas, será fácil entender los efectos de la reflexión de superficies. En este caso la relación entre la caja acústica real y la caja acústica fantasma (la imagen reflejada) es similar al uso de varias cajas acústicas. Por ejemplo, las reflexiones indirectas crean el efecto de un arreglo separado de un punto de origen mientras que las reflexiones de esquinas crean el efecto de un arreglo separado de un punto de destino. Similares consideraciones se pueden aplicar a la ecualizabilidad de las reflexiones.

Bob McCarthy

No hay comentarios:

Publicar un comentario