sábado, 16 de mayo de 2020

Ecos


El fenómeno más sencillo que tiene lugar en un ambiente con superficies reflectoras del sonido es el eco, consistente en una única reflexión que retorna al punto donde se encuentra la fuente unos 100 ms (o más) después de emitido el sonido. Se produce después de un tiempo t relacionado con la distancia d a la superficie más próxima por la expresión

t =  2d / c

donde c es la velocidad del sonido, es decir 345 m/s. El factor 2 se debe a que el sonido recorre de ida y de vuelta la distancia entre la fuente sonora y la superficie. De esta fórmula se deduce que para tener un eco la superficie más próxima debe estar a unos 17 m. Cuando hay dos paredes paralelas algo distantes se puede producir un eco repetitivo.

miércoles, 6 de mayo de 2020

Dolby Atmos

Dolby Atmos es una tecnología de sonido que destaca por ser el primer sistema híbrido de sonido envolvente, en la que se entremezclan los canales clásicos del sonido (5.1, 7.1 o 9.1), denominados ‘Beds’ –encargados de generar el ambiente inmersivo que todos conocemos hasta ahora–, junto con objetos de sonido dinámicos conocidos como ‘objects’.

Dolby Atmos permite colocar hasta 128 de estos objetos en cualquier parte de la sala, con total versatilidad de movimientos e intensidad. Gracias a la presencia de altavoces de techo, los objetos también son regulables en altura (eje Z).

El resultado es una experiencia sonora en 360 grados, en el que los distintos sonidos no pueden ubicarse en un conjunto de altavoces específico, como ocurre con los sistemas basados en canales.
En Dolby Atmos, los gritos, explosiones o susurros, se mueven indiscriminadamente a nuestro alrededor con total fluidez. El potente procesador de sonido Dolby Atmos se encarga de gestionar las diferentes señales, indicando en qué momento, con qué intensidad y en qué altavoz, debe reproducirse cada sonido.


La pista Dolby Atmos es siempre la misma, independiente de la configuración de altavoces disponible, y va embebida dentro de las pistas de sonido Dolby True HD y Digital Plus, por lo que es un sistema 100% escalable. Sólo si se detecta un receptor compatible con la configuración de altavoces apropiada, podremos disfrutar de Dolby Atmos. De no ser posible se reproducirá la pista de sonido basada en canales de mayor calidad.

Fuente: Computer Hoy

martes, 5 de mayo de 2020

Sonido 8D

En lineas generales podemos decir que el audio 8D, holofónico o 360, son muchos nombres para un mismo efecto; el 3D.

Los efectos de audio 3D son un grupo de efectos de sonido que manipulan el sonido emitido por altavoces o auriculares. Este efecto se consigue posicionando virtualmente fuentes de sonido en cualquier parte del espacio tridimensional, sea detrás, encima o debajo del receptor.
Digamos que se hackean los algoritmos de tu cerebro, cuya función es detectar de donde viene un sonido en relación a la cabeza (Head-related transfer function). Las Head-related transfer function (HRTF) son una respuesta que caracteriza como una oreja capta un sonido desde puntos distintos en el espacio. Utilizando filtros HRTF se transforman las ondas de sonido para replicar ondas de sonido naturales, que son emitidas desde un punto en un espacio 3D. Permiten engañar al cerebro utilizando las orejas y los nervios auditivos, que intentan colocar los distintos sonidos en diferentes lugares de un espacio 3D aunque solo se hayan reproducido por dos altavoces.


El inventor de la denominada música 3D fue Hugo Zuccarelli, de origen argentino, quien creó lo que científicamente se conoce como holofonía en los años ‘80. El descubrimiento se llevó a cabo a través de un maniquí en tres dimensiones, al cual se le puso el nombre de Ringo, que Zuccarelli utilizó para imitar el mencionado efecto fundamentado sobre cuatro principios físicos que tienen que ver con el sonido: el efecto Haas, el enmascaramiento, la longitud de la onda y el retardo temporal.

Retardo Temporal

El retardo temporal se debe a que un mismo sonido producido por la misma fuente sonora casi nunca es igual para un oído que para el otro.
Físicamente nuestros oídos están separados por la cabeza. Esto provoca que las ondas sonoras recorran un trayecto algo más largo antes de alcanzar un oído (el más alejado de la fuente), que el otro (el más próximo). El cerebro registra el retardo temporal e informa que el sonido se ha originado a un lado o al otro de la cara.
El retardo temporal es más evidente cuando se ha producido un sonido por impulso, por ejemplo, un clic o una explosión.
Relacionado con el retardo temporal hemos de tener en cuenta el efecto Haas.

El Efecto Hass

Este fenómeno fue expuesto por el médico Helmut Haas, al cual debe su nombre. Tiene que ver con la percepción que el cerebro hace de la dirección de donde proviene el sonido, esto es bastante importante para entender el porqué del sonido estéreo. La diferencia en tiempo de cada canal de una señal estéreo determina la dirección que se percibe del sonido, hasta un máximo de 50 milisegundos de retardo entre ambas señales. A partir de dicho tiempo el cerebro deja de percibir la dirección para reconocer la señal retardada como un eco de la primera. Para que ese retardo no determine en nuestro cerebro la dirección del sonido (parezca provenir de un punto central) la señal retrasada debe tener más nivel que la primera siguiendo la curva de Haas, siendo el efecto máximo para un retardo de 15 milisegundos, donde la fuente retrasada debe ser 11 dB más sonora si queremos percibir una fuente centrada entre ambos canales de un sistema estéreo.