martes, 5 de mayo de 2020

Retardo Temporal

El retardo temporal se debe a que un mismo sonido producido por la misma fuente sonora casi nunca es igual para un oído que para el otro.
Físicamente nuestros oídos están separados por la cabeza. Esto provoca que las ondas sonoras recorran un trayecto algo más largo antes de alcanzar un oído (el más alejado de la fuente), que el otro (el más próximo). El cerebro registra el retardo temporal e informa que el sonido se ha originado a un lado o al otro de la cara.
El retardo temporal es más evidente cuando se ha producido un sonido por impulso, por ejemplo, un clic o una explosión.
Relacionado con el retardo temporal hemos de tener en cuenta el efecto Haas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario