jueves, 20 de septiembre de 2012

Delay


En esencia, un delay es un procesador que genera una copia del sonido original y la retrasa en el tiempo. A pesar de que, en apariencia, este es un proceso sencillo, no debemos dejarnos engañar, ya que las líneas de retardo (delays) ofrecen muchas posibilidades a la hora de manipular el sonido y crear distintos efectos.

Gran parte de este potencial lo otorga la posibilidad de modular el tiempo del delay mediante un LFO (Low Frequency Oscillator). Este oscilador provoca variaciones en el tiempo de retardo, haciéndolo fluctuar alrededor del valor asignado. La amplitud del modulador determina cuánto nos alejamos del retardo inicial, y la frecuencia establece cada cuánto se repite esta variación.


Parámetros

Aún cuando hay algunos procesadores realmente complejos en el campo de los delays, la mayor parte de ellos basan su funcionamiento en estos controles:

- Delay Time: el tiempo, generalmente en milisegundos, que retrasamos el sonido original.
- Depth: la variación posible alrededor del tiempo del delay. Suele indicarse como una cantidad en milisegundos, o en % del retardo original.
- Rate: la frecuencia del oscilador, que determina la velocidad con que nos movemos entre los dos valores establecidos por el Depth.
- Feedback: la cantidad de señal a la salida del procesador que es realimentada a la entrada.
- Mix: la proporción a la salida del procesador entre la señal original y la retardada.


Tipos de Delay

En función del tiempo de retardo empleado se obtienen distintos efectos. El posicionamiento estéreo, efectos tímbricos y el popular Flanger emplean tiempos de retardo generalmente inferiores a 10 milisegundos.

Delays de entre 10 y 50 ms nos reportan los efectos de doubling y chorus, y más allá de este valor obtenemos el tempo delay o eco.


Posicionamiento Estéreo

Uno de los datos que permite al cerebro humano determinar la posición de una fuente sonora es la diferencia de tiempo con que el sonido llega a uno y otro oído. Si, por ejemplo, el sonido llega un poco más tarde al oído derecho, esto quiere decir que ha recorrido más distancia hasta él y por tanto se interpreta que la fuente está situada a la izquierda.

Este fenómeno psicoacústico explica por qué si tenemos una pista de guitarra, la duplicamos y paneamos una a la izquierda y otra a la derecha, el resultado neto es que la guitarra suena en el centro de la imagen estéreo con mayor nivel, pero no suenan dos guitarras una en cada extremo del panorama: el mismo sonido está llegando a la vez a los dos oídos, por lo que el cerebro interpreta que la guitarra está en el centro.

Cuando queremos que un instrumento esté ubicado a ambos lados del panorama estéreo lo habitual es grabarlo dos veces. Aún cuando las dos interpretaciones sean iguales, siempre habrá pequeñas diferencias que le indican a nuestro oído que hay dos fuentes en lugar de una, y por tanto cada una suena a un lado del campo estéreo.


Efectos Tímbricos

Cuando dos sonidos idénticos se mezclan juntos, pero desfasados ligeramente en tiempo, se producen cancelaciones en frecuencia del tipo comb filtering. Este nombre (filtro tipo peine) viene dado por la forma que adoptan las cancelaciones en el dominio de la frecuencia: se crean profundos y estrechos "valles", como si se hubiera pasado un peine por el espectro.
En ocasiones, ese toque especial que no logramos con ecualización normal surge al aplicar un retardo de, por ejemplo, 0.86 milisegundos.

2 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por la información. Me sirvió de gran ayuda

    ResponderEliminar